El Deportivo Guadalajara sigue sin puntuar en lo que va de año. Los de Sergio Zanetti cayeron en casa ante el C.D. Villacañas por 0 goles a 2. Un gol en cada parte del lado visitante hizo que el Dépor no lograra puntuar, pese a tener un penalti a favor que desperdició Lautaro.

El partido comenzó rápidamente a favor de los visitantes, y es que en uno de sus ataques se adelantaban gracias a un balón que se quedó muerto en el área chica y Capelo remató al fondo de la red, golpeando un balón peinado por Kuko, tras saque de banda de Villarejo.

Tras el mazazo inicial, el partido se igualó pero bien es cierto que el Dépor no conseguía rematar y finalizar sus ocasiones. Es por eso que el Villacañas supo juntar muy bien sus líneas y defender con contundencia los ataques morados, en donde Hornero, Cacha y Ablanque no conseguían conectar todo lo que querían.

La peor noticia de la mañana fue la lesión de Ablanque. El nuevo mediocentro morado, que volvía a jugar dos años después de su salida en el Pedro Escartín, se lesionaba del pie y obligaba a Sergio Zanetti y hacer maniobras en la zona de atrás dando entrada a otro fichaje, como es Carlos Gutiérrez.

Las ocasiones más claras de los morados antes de llegar al descanso fueron siempre a balón parado, pero en ninguna pudo conectar los centros de Franco con algún rematador.

Una vez ya iniciada la segunda parte, el ‘Pedro Escartín’ reclamaba un penalti por mano que el colegiado vió a la perfección. Una perfección que Lautaro no pudo aprovechar desde los 11 metros errando el penalti.

Tras fallar la pena máxima, el equipo quedó psicológicamente tocado tras ver cómo podía igualarse el partido en el marcador y el C.D. Villacañas se aprovechó anotando el segundo y definitivo gol que le daría la tranquilidad para afrontar lo que quedaba de partido con la seguridad de puntuar a domicilio en el ‘Pedro Escartín’.

 

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email