El Deportivo Guadalajara bajó el telón a una temporada que pasará a la historia del club. Por primera vez en sus 75 años de existencia consiguió un título de liga que además le sirve para lograr el ascenso de categoría, condiciones que dejó cerradas la pasada semana en Tarancón, lo que hizo que lo vivido en el ‘Pedro Escartín’ el pasado sábado fuese más una fiesta de celebración que un disputado encuentro. Sobre el césped, el equipo morado empató sin goles ante un C.P. Villarrobledo que la próxima semana disputará los playoff de ascenso.

Gonzalo Ónega apostó por repartir minutos entre los jugadores que habían tenido menos oportunidades en el tramo final de temporada. De los que jugaron en Tarancón solo repitieron Darío García y Fran Santano, dando entrada a Manolo, Módula, Llabrés, Joseja Amat, Mario, Pablo Zotes, Laucha, Adri Castro y Luis Carlos al once titular. Antes del partido se rindió un merecido homenaje a Pablo Ramos, que ahora dará el nombre a la grada del fondo cubierto del ‘Pedro Escartín’, un reconocimiento por su incansable labor y por tantos años de deportivismo. Además, el C.P. Villarrobledo hizo un pasillo de honor al cuadro alcarreño a su salida al terreno de juego, para reconocer el mérito de haberse proclamado ya campeones de liga.

Desde que el colegiado pitó el comienzo del partido, el Dépor demostró que quería tener el mismo plan de partido que en las seis victorias consecutivas que arrastraba, pero el rival no se lo iba a poner sencillo, pues el C.P. Villarrobledo es un equipo que durante la primera vuelta consiguió ser líder durante un gran número de jornadas y se encuentra a las puertas de un playoff de ascenso. Las primeras oportunidades fueron para los morados, aunque todas ellas tímidas y sin llegar a poner a prueba a Luis del Ramo.

Una de las mejores la tuvo Luis Carlos, quien consiguió hacerse hueco dentro del área y, casi sin ángulo, conectó un disparo que se paseó por delante de la línea de gol. Un par de disparos lejanos de Agustín Módula y Adri Castro fueron otra vía deportivista para intentar conseguir el tanto, aunque sin fortuna. También lo fueron los contragolpes, llevando especial peligro uno en el que Fran Santano sirvió el balón a Mario dentro del área, quien intentó colocar un centro raso para que lo empujas el delantero madrileño con la mala fortuna de que la defensa cortó bien la situación.

El Villarrobledo quiso estirarse y tener también sus oportunidades, consiguiendo llegar en varias ocasiones cerca de la portería de Manolo, pero sin llegar a generar peligro o algún disparo claro. La actuación de la defensa alcarreña no permitió a los visitantes estar cómodos en ataque ni poder desarrollar su juego. En toda la primera parte, sus mejores acciones fueron dos jugadas a balón parado en las que no pudieron llegar a rematar.

La segunda mitad tuvo dos partes diferenciadas, una primera más favorable a los visitantes y un tramo final donde los morados volcaron el juego. Sin hacer intervenir a Manolo con ninguna parada, los roblenses sí consiguieron cercar el área alcarreña y meter balones buscando el remate de hombres como Josemi. La defensa deportivista, donde con el carrusel de cambios fueron entrando Richi Souza y Javier Ablanque, no dio opción al Villarrobledo. Gonzalo Ónega introdujo también a Chupi, a Soga y a Javi Corral, que entró por Manolo en la última ventana debutando en partido oficial en esta temporada, recibiendo ambos guardametas la ovación de las más de 5.000 personas presentes en el ‘Pedro Escartín’.

El Dépor aguantó bien las embestidas del Villarrobledo y terminó por dar un paso adelante que embotelló a su rival en los últimos 25 minutos de partido. En ese tramo, las mejores ocasiones alcarreñas fueron un disparo de Pablo Zotes desde dentro del área que no cogió portería y un remate de Javier Ablanque a la salida de un saque de esquina en el primer palo que se fue rozando el larguero. El equipo morado optó por mucho centro lateral intentando encontrar a Soga, pero la defensa visitante repelió gran parte de los balones que llovían desde los costados. Así fueron sucediéndose los minutos sin que ninguno de los dos equipos pudiera inaugurar un marcador que no se movió durante todo el partido.

Tras la señalización del final del partido, los jugadores no convocados saltaron al césped a celebrar junto a sus compañeros el final de temporada. Apenas un minuto después, la afición también invadió el campo para agradecer a sus jugadores la impresionante temporada en la que el Deportivo  Guadalajara ha sido campeón de liga por primera vez. Comenzó así una celebración que se alargó en el tiempo, primero en el campo, después en el escenario preparado para la celebración y al día siguiente en el paseo en autobús por la ciudad, la ofrenda floral a la virgen y la recepción en el ayuntamiento.

Se concluye así la temporada en la que el Deprotivo Guadalajara consiguió proclamarse campeón del Grupo XVIII de Tercera División. Seis años después, el equipo consigue recuperar la categoría que perdió y la próxima campaña competirá en la Segunda RFEF.

__________________________________________________

FICHA TÉCNICA:

C.D. Guadalajara: Manolo (Javi Corral, 76′); Pablo Zotes, Llabrés (Ablanque, 76′), Joseja Amat, Mario; Módula (Richi Souza, 55′), Darío García, Laucha, Adri Castro (Chupi, 66′); Luis Carlos (Soga, 66′) y Fran Santano.

C.P. Villarrobledo: Luis; X (Rubén Gómez, 83′), Jacinto (Zakaria, 51′), Raúl Calero, Silverio; Álex Valerio, Alfonso de la Cruz, Yalike (Christian, 65′), X; Alfon (Jorge García, 83′) y Josemi (Canty, 65′).

Árbitro: D. Tercero Campos (Comité Castellano-Manchego). Amonestó a Módula (47′) del C.D. Guadalajara y a Silverio (30′) y Christian (86′) del C.P. Villarrobledo.

________________________________________________

RESUMEN (CMM Play)Haz clic aquí

PARTIDO COMPLETO (CMM Play)Haz clic aquí

_________________________________________________

GALERÍA DE FOTOS:

 

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email