El portero del Club Deportivo Guadalajara José Gandía ha cumplido uno de sus sueños como futbolista. A sus 19 años ya ha podido debutar en la Liga Adelante con el equipo de su ciudad, el Deportivo Guadalajara. Lo hizo en el pasado partido que enfrentó al equipo morado ante el Mirandés en el estadio de Anduva, el mismo escenario en el que el club lograba ascender a la Liga Adelante.

Gandía jugó los últimos cinco minutos del partido y los correspondientes al descuento tras la expulsión por roja directa a su compañero Toño Ramírez. El guardameta alcarreño ha contado, a los medios de comunicación presentes a la conclusión del entrenamiento de la primera plantilla de este martes, sus impresiones en el momento de debutar en la Liga Adelante: “Cuando escuché al cuarto árbitro decir al árbitro que estaba en el campo que era tarjeta roja –a Toño–, me levanté y me quité el abrigo. Me puse los guantes y la verdad es que calenté poco. Salí frío porque hacía frío, pero tampoco da tiempo a pensar más porque estaba la falta al borde del área que tiraba Pablo Infante. Carlos Salvachúa –segundo entrenador– me dijo que no tuviera nervios, que hiciera todo fácil. Todo fue muy deprisa”, relata.

El alcarreño estuvo sereno durante los minutos que permaneció en el campo de Anduva para mantener la portería imbatida, misma tranquilidad que está mostrando tras su debut oficial y ante la posibilidad de poder repetir en el próximo partido frente al Numancia en el Pedro Escartín (sábado, 18.00 horas). No obstante, Gandía remarca que está al servicio del club y, por consiguiente, de Carlos Terrazas: “Todavía no me ha dicho nada y me imagino que me irá comentado durante la semana. Si el míster confía en mí y llevo entrenando en este equipo y con los compañeros desde julio, si tengo que jugar lo haré lo mejor posible. Intento hacer una semana normal, como si fuera otra semana más”.

“Espero que esto sea para largo”
Por otro lado, Gandía respondía de la siguiente manera a una pregunta muy directa que le formuló un periodista en la rueda de prensa: “No sería un palo si traen a otro portero porque sé que soy jugador del filial. Para mí es un privilegio estar aquí como tercer portero. Mi deber es aportar a este equipo y mi intención es jugar con el filial”.

“Tengo ilusión, pero tengo 19 años, soy joven. Espero que esto sea para largo y no solo este fin de semana”, señala el portero alcarreño, quien explica que entre la Primera División Autonómica Preferente, que es la categoría en la que habitualmente juega defendiendo la portería del Deportivo Guadalajara B, a la Liga Adelante del fútbol español, “hay un salto tres categorías y se nota”, aunque también matiza que “el míster confía en nosotros. Somos jóvenes y nadie es perfecto. Lo que hay que hacer es amoldarse lo antes posible”.

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email