El juvenil del Club Deportivo Guadalajara empató en la tarde de hoy contra el Talavera B. Un partido en donde los morados merecieron mucho más que el empate tanto por ocasiones como por juego.

Los chicos de Ángel Luis Castillo no empezaron el partido de la mejor manera posible, ya que en los primeros minutos el equipo talaverano se adelantó en el marcador por un fallo de concentración en la defensa alcarreña.

Tras el gol, pese a llevar tan sólo ocho sesiones de entrenamiento, el juvenil morado no se vino abajo y siguió intentándolo. En un sinfín de ocasiones, el equipo pudo hacer la igualada en el minuto 30 a través de Hugo: unas veces por falta de acierto y otras veces por no controlar correctamente el balón.

Una vez que ambos equipos pasaron por el túnel de vestuarios, el equipo morado fue a más e intentó el empate por medio de Sergio cuando apenas llevaban 15 minutos de partido en una acción donde recibió un balón desde la banda que no pudo aprovechar el delantero morado.

Pero quien la sigue, siempre la consigue. Es por eso que a falta de 10 minutos Sergio puso las tablas en el marcador en una buena jugada colectiva de todo el equipo. El juvenil lo intentó hasta el final pero el Talavera B defendió con todo el resultado y finalmente talaveranos y alcarreños se repartieron los puntos en un encuentro donde el Deportivo mereció más.

 

 

 

 

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email