El Deportivo Guadalajara salió derrotado en la tarde de ayer del estadio del segundo mejor equipo de la categoría. Los de David Freitas hicieron un partido muy serio pero se vió nulo el esfuerzo de los morados por la calidad sobretodo en ataque del cuadro manchego.

El partido arrancó de la mejor manera posible, y es que a los 8 minutos el juez de línea pitaba un claro penalti a favor de los morados que el colegiado principal no apreció. Con la responsabilidad que conlleva, Domenech cogió el balón desde los once metros y puso el 0-1 momentáneo para adelantar a los alcarreños.

Pasados los primeros minutos, los locales movían el balón de un lado a otro pero con una muy buena solidez defensiva en la zona de atrás les resultaba muy difícil atravesar los metros finales. Mención especial a Mauro, ya que el meta argentino fue capaz de detener un penalti a Berni, que lo lanzó a lo ‘panenka’, teniendo la sangre fría de aguantar hasta el final para lanzarse.  Entrando en el ecuador de la primera parte, Alonso y Ablanque tenían que intervenir más de la cuenta en el mediocampo porque los locales se hacían cada vez más fuertes en busca de la igualada que les permitiera seguir con opciones de seguir disputando la segunda plaza de la clasificación.

Tres minutos malos tuvo el Dépor en todo el partido, que fue del 34′ al 37′. Los morados -ayer de blanco- dieron un paso atrás y los azulgranas lo aprovecharon para remontar el partido. Primero Nacho Huertas realizó una buena jugada por la banda y puso el balón a Berni, quien cabeceó libre de marca hacia el fondo de la red. Después, Nacho Huertas disparó a portería con un tiro tan ajustado al lado izquierdo que nada pudo hacer Mauro.

Tras el paso por los vestuarios, los de Freitas fueron sin miedo a por el empate en casa del segundo mejor equipo del grupo pero los riesgos pasaron factura. Apenas 9 minutos de la reanudación, un error defensivo raro en Alonso propició que le quedase el balón a Berni en la semiluna del área, que con una muy buena calidad batió por bajo a Mauro con una nube de piernas de por medio.

Sin la idea de hundirse o venirse abajo, los morados fueron a más en el Barranco del Lobo. Domenech de falta directa avisaría primero, porque después en el 67′ se inventó una jugada digna de otra categoría, en donde cogió el balón casi en el medio del campo y regateó a los rivales hasta acomodarse lo suficiente para tirar desde fuera del área y mandar el balón al fondo de la red, en donde Javi nada pudo hacer.

Franco dispuso de la mejor ocasión para empatar el partido con una volea que a nada estuvo de meterse en la portería local y hacer las tablas en el marcador. Con defensa de tres y con el equipo volcado, no obtuvo recompensa el Deportivo en un partido donde mereció más y desde ya, sólo piensa en sacar adelante el importante partido de la próxima jornada ante el C.D. Quintanar.

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email