El Deportivo Guadalajara tendrá este fin de semana uno de los partidos más dulces de su historia. Después de conseguir el ascenso y ser matemáticamente campeón de liga tras la última victoria, los morados vuelven ahora a su feudo para festejar ante su público en la jornada que cierra el campeonato, en la que reciben al C.P. Villarrobledo.  El encuentro, en el que el objetivo es batir el récord de asistencia de la temporada con celebraciones y eventos antes y después del choque, se disputará el sábado 30 de abril a las 18:00 horas en el ‘Pedro Escartín’.

Los morados no se juegan nada en lo clasificatorio, aunque sí en lo anímico, pues querrán celebrar junto a su público y dedicarles en el campo todo lo que han conseguido a lo largo de toda la temporada. El Dépor ya es campeón del Grupo XVIII de la Tercera División y ha certificado su ascenso, hitos que logró con la importante victoria en Tarancón por 0-3. En un ‘Municipal’ con más de 1.300 personas desplazadas desde Guadalajara, los pupilos de Gonzalo Ónega volaron sobre el césped y consiguieron una victoria de mucho mérito gracias a los goles de Iván Moreno, Iván Riveiro y Fran Santano. Llegó así el equipo alcarreño a la impresionante cifra de seis victorias consecutivas.

Gonzalo Ónega podrá contar con todos sus futbolistas de cara a este partido, por lo que será el técnico madrileño quien decida los que serán de la partida.

no tendrá en esta jornada ninguna baja por lesión ni por sanción, por lo que el técnico madrileño podrá contar con toda su plantilla y hacer los descartes que crea pertinentes.

El equipo rival será el C.P. Villarrobledo, que se encuentra en cuarta posición en la tabla y que matemáticamente jugará el playoff de ascenso. En la última jornada se juega terminar en tercera posición, pero para ello depende del resultado que consiga el C.D. Illescas, con un punto más que los roblenses. En la última jornada consiguieron asegurarse jugar la promoción al ganar al Formac. Villarrubia por 3-0.

Los dos equipos se enfrentaron en la primera vuelta en un partido muy duro por dos equipos que por aquel entonces se jugaban el liderato. En un partido disputado en el ‘Virgen de la Caridad’ de la localidad albaceteña, se produjo un empate sin goles que fue el último encuentro de la primera manga.

¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email