Un borrón que aún tiene solución

 

El Girona, con un ‘hat-trick’ de Corominas, gana con solvencia en el Escartín y reduce distancias con el Depor en la lucha por la permanencia

 

DEPORTIVO GUADALAJARA: Saizar; Antonio Moreno, David Fernández, Javi Soria (Gaffoor 46´), Barral; Jony (Ryan 74´); Jonan, Iván Moreno, Ernesto, Cristian (Nico 74´); y Aníbal.

GIRONA FC: Dani Mallo; Luso (Rigo 92´), José, Migue, David García, Juanlu, Tébar, Dorca (Garmendia 30´), Moha (Benja 66´), Jandro y Corominas.

ÁRBITRO: Vicandi Garrido (Comité Vasco). Amonestó a Aníbal, Javi Soria, Jonan y Antonio Moreno, por el Deportivo Guadalajara, y a José, Migue, por el Girona FC.

GOLES: 0-1. Min. 14. Corominas. 0-2. Min. 45. Corominas. 1-2. Min. 47. Jonan. 1-3. Min. 71. Corominas. 1-4. Min. 93. Jandro.

INCIDENCIAS: Encuentro de la 37ª jornada de la Liga Adelante, disputado en el Pedro Escartín ante unos 3.500 espectadores. Presencia de medio centenar de aficionados del Girona. En el Depor, no fueron convocados Jorge, Collado, Arriaga, Rodri y Gago.

 

El Deportivo Guadalajara ha visto reducida su ventaja en la clasificación con los equipos situados en la zona de descenso y sus más inmediatos perseguidores como el Alcoyano y el Girona tras perder en el Pedro Escartín ante el Girona por un contundente 1-4 en un partido discreto de los morados, que se vieron superados por un rival mucho más eficaz y efectivo, y que sentenció gracias a la actuación de Corominas. El delantero del Girona marcó tres de los cuatro tantos de la victoria de su equipo.

A pesar de esta derrota, los morados todavía mantienen una renta sustancial con la zona de descenso. Ahora, la ventaja es de cuatro puntos con respecto a su rival más cercano en la tabla, el Girona, mientras que el Alcoyano pasa a ser antepenúltimo, a cinco puntos de los de Terrazas. Por tanto, y cuando aún restan seis jornadas para la finalización del campeonato, el Deportivo está en una buena situación para lograr su objetivo de mantener la categoría.

 

Un espejismo

El Deportivo saltó al césped del Escartín en tromba. No se había cumplido el primer minuto y los morados ya pusieron cerco a la portería del Girona con un disparo desde la frontal Jonan, que se marchó rozando el poste. Pero fue un espejismo porque el Girona, que tenía más que arriesgar que los morados y que se jugaba su última carta para seguir con vida en la Liga Adelante, dominó a un Depor que fue incapaz de crear peligro al conjunto visitante. Los catalanes controlaron la posesión y llegaron con suma facilidad al área deportivista.

El Girona ratificó este dominio adelantándose en el marcador, en el minuto 14, en una contra vertiginosa, aprovechando que la defensa del Depor estaba descolocada. La apertura de Jandro a la banda derecha encontró a Juanlu, que dio el pase de la muerte a Corominas. El ex del Espanyol no perdonó en el área chica y con Saizar ya superado, marcó a placer el 0-1.

Los catalanes comenzaron a creer en sus posibilidades de permanencia y, con el marcador a favor, intensificaron su defensa.      El Depor no estaba cómodo en el campo porque el Girona, con su planteamiento táctico, había conseguido frenar en seco a los morados y toda su aportación ofensiva, a pesar de que los de Terrazas intentaron por todos los medios romper el entramado defensivo del conjunto catalán, dominando la posesión y llegando a las inmediaciones del área del Girona.

Pero el fiel reflejo de lo que estaba sucediendo sobre el césped del Pedro Escartín lo daba el dato de lanzamientos a puerta del equipo morado. Hasta el minuto 31 no volvió a lanzar a portería el Deportivo. Fue Ernesto el que probó fortuna desde más allá de la frontal, ‘sacando petróleo’ de la jugada y ganando un corner que no tuvo mayores consecuencias. Pero de nuevo, el Depor se quedó ahí, en un mero intento de reacción porque morados seguían teniendo enormes dificultades en el ataque estático.

Y cuando la primera parte expiraba y en tiempo de descuento, el Girona aumentó su renta, aprovechando otro desajuste defensivo del conjunto de Terrazas. Jandro, en la zona de tres cuartos de campo, encontró un hueco entre la defensa morada para dirigir el balón hacia Corominas, que dentro del área, marcó con suma facilidad el 0-2 antes de encarar ambos equipos el túnel de vestuarios.

 

Una Depor muy distinto que acarició el empate

El partido estaba muy complicado para los morados, pero no imposible. Los de Terrazas saltaron al campo en la segunda mitad con otra cara, fueron mucho más intensos y, sabedores de lo que había en juego, buscaron la remontada desde el inicio. Así, el Depor se volcó hacia la portería del Girona y nada más iniciar la segunda parte, al primer minuto, Iván Moreno luchó por recuperar un balón que ya tenía perdido en su banda para centrar a Jonan, quien lanzó desde el pico del área con toda su fuerza para marcar el 1-2.

El gol espoleó a los morados, que pasaron a ser los dominadores del encuentro, y que, ahora sí, tuvieron mayor presencia en el área del Girona, asediando la portería visitante. El alcarreño Cristian Fernández tuvo el empate en sus botas en el minuto 61 y en una internada por la banda derecha. Su centro-chut se marchó rozando el poste izquierdo de la meta de Dani Mallo, mientras que Aníbal estuvo a punto de llegar a rematar en el segundo palo.

Sin embargo, y cuando el Depor tenía muy cerca el empate, otro zarpazo de Corominas puso de nuevo el partido muy cuesta arriba para los morados porque en el minuto 71, el delantero del Girona no desaprovechó un balón que aparentemente no tenía peligro y quedó suelto en la frontal del área, lanzando un potente y medido para hacer inútil la estirada de Mikel Saizar y marcar el 1-3. Jarro de agua fría para las aspiraciones moradas de remontar el choque.

Inmediatamente después, Terrazas quemó todas sus balas ofensivas dando paso a Nico y a Ryan Harper. La reaparición del delantero hispano-escocés, que se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda a primeros de octubre y que jugó los últimos 16 minutos del duelo, fue una de las pocas noticias positivas que deparó este encuentro para los morados.

Pero el 1-3 hizo mucho daño al Depor y reforzó moralmente a un Girona que quiso aumentar su renta a la contra, teniendo ocasiones para ello. A pesar de todo, los morados intentaron, con más corazón que cabeza, y a base de pundonor, recortar distancias para tener opciones de puntuar en los últimos minutos pero se vieron incapaces y sin tiempo para la reacción. Jandro, en el descuento, y en otra contra vertiginosa marcó a placer el 1-4 definitivo.

 

[pe2-gallery class=»aligncenter» ] 9545.jpg9554.jpg9573.jpg9634.jpg9640.jpg9651.jpg9655.jpg9692.jpg9730.jpg9740.jpg9745.jpg9748.jpg9758.jpg9763.jpg9790.jpg[/pe2-gallery]

 


¿Te ha gustado? CompárteloShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email